Excellere Consultora Educativa


 "¡Hola! Mi nombre es... y a partir de ahora seré tu tutor virtual...". Así fue uno de los mensajes que recibí cuando tuve mi primera capacitación a distancia. Cuando me hablaron de que me contactaría ...un "Tutor Virtual" vino a mi mente la idea de una especie de robot, o un software "inteligente" que sería mi maestro en un curso a distancia... alguien que no es real, sólo lo parece. Esa fue mi idea según el concepto que tenía de "virtual" , algo opuesto a lo real, algo que parece ser de verdad, como la "realidad virtual" que se hablaba mucho por ese entonces. Hasta que descubrí que el tal tutor virtual no es ni más ni menos que un maestro real, humano que eme acompañaría a la distancia durante mi formación a través de internet. Tuve muchos tutores virtuales: buenos, regulares, excelentes y malos... hasta que llegó el momento del gran desafío: ser yo mismo un tutor; y más tarde, otro desafío: formador de tutores.

  Hoy en día la educación a distancia ha evolucionado mucho, gracias a la utilización de las herramientas actuales, para beneficiar a docentes que necesitan de una formación continua. Hace más de 10 años un docente que necesitaba capacitación debía esperar sus vacaciones o tener un permiso especial para asistir a un entrenamiento; hoy a través de herramientas tales como Skype, GoToMeeting, Webex, Moodle... y otras tantas, se facilita el entrenamiento; y es fundamental el rol del tutor, quien es la pieza clave para el éxito de la formación. Es muy importante que no haga sentir al alumno como si fuese un lejano robot que responde mensajes automáticos y nunca aparece su rostro. En mi caso personal utilizo mucho las videoconferencias pues es importante el contacto persona a persona, oír su voz y el alumno sienta que hay un interés personal para su crecimiento personal. Una vez terminada la sesión, queda el seguimiento por e-mail y siempre abierta la posibilidad de ser contactado por Skype por si hay consultas. Aunque el tutor tenga 20, 30 , 40 alumnos... cada uno de ellos debe sentir que es tratado de un modo individual; personal. Como tutores podemos tener un entrenamiento masivo, ya sea en videoconferencia o mediante un aula virtual como punto de encuentro en donde los participantes interactúan con el profesor ( y entre ellos) mediante un foro de discusión. Este espacio, de consulta e intercambio, no debe ser descuidado jamás; siempre un mensaje, una palabra al grupo. Y el seguimiento individual a través del e-mail.

  Un tutor frio, descuidado, llevará al fracaso al curso que dirige, y el participante no tendrá deseos de continuar.

  "Hola, ¿Cómo están? ¡Qué bueno verlos a tod@s aquí! No olviden que estoy para atender sus dudas..." y el mensaje personal "Hola Juan!! ¡Qué excelente tu aporte! Lo he leído y considero que debes compartirlo. Sólo tengo una observación en el punto dos.... "  o "¡Vi tu trabajo publicado en el foro! ¡Sigue adelante!" son mensajes que motivan, ayudan a seguir participando y el alumno no siente que está ante una máquina, sino ante un ser humano que lo ayuda diariamente.

¿seguimos? ¡También espero tus comentarios!¡Adelante!

Visitas: 42

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2017   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio