Excellere Consultora Educativa

Estábamos en la piscina del Hotel Cortijo Sotillos, yo leía los poemas de William Faulkner traducidos por Javier Marías. Ella descansaba de sus interminables horas en el agua. Levanté un momento la mirada del libro y ella percibió que algo pasaba.

- ¿Qué piensas abuelo?
- Me acordaba de mi padre. He leido una estrofa de un poema que me ha traído su recuerdo
- ¿Y que dice ese poema?

Le leo:
"Aquí esta él, ante la puerta de piedra
entre dos muros sobre los que creció el silencio,
y hojas de silencio esparcidas por el suelo;
aquí, en una plata solemne de primaveras en ruinas
entre las suaves yemas verdes, ante la puerta
está él y canta"

- Tu bisabuelo era un hombre muy interesante -le digo
- ¿Por qué era interesante? -me pregunta
- Por lo que la mayor parte de las personas son interesantes: por sus conversaciones, porque le preocupaba el mundo, la equidad, la pobreza, el futuro, porque le gustaba leer y tenía sentido del humor, aunque le llegara tarde. Te hubieras divertido con él
- ¿Y está muerto, verdad?
- Sí
- ¿Y dónde está?
- Muy cerca de aquí y en todas partes, porque él nos pidió que esparciéramos sus cenizas en un lugar cercano al puerto de Almería y aqui las trajimos.
- ¿Sus cenizas? y ¿Por qué? Aunque a mi tampoco me gustaría que me enterrasen y Por qué en el mar?
- El lugar exacto es una historia larga. Cuando seas mayor te leeré un cuento con el que comienza uno de mis libros, que lo explica. En el mar porque quería ser de todas partes, repartirse por el mundo.
- ¿Y cómo tirasteis las cenizas?
- Tomándolas con las manos y echándolas al viento que las esparciera desde el morro del puerto.

Laura cambia su semblante. Me mira con una inusitada profundidad y me dice
- Abuelo yo lo noto
- ¿Qué notas?
- Al bisabuelo. Lo noto en el viento

Me callo, siento mi piel erizada, no se si por sus palabras o por la seriedad con la que me habla. La acaricio. Se apoya en mi hombro. Vuelvo al libro. Me imagino que continúo yo el poema de Faulkner

"Aquí esta él, ante la puerta azul de este cielo sin nubes,
En las aceitunas verdes de este olivo,
en la corteza de esta lágrima que asoma,
en el viento que toca la piel nueva de Laura,
que toca, invisible, la sangre Vera de esta niña de luna y mi silencio"

Leer la nota y los comentarios en www.facebook.com/Chicopedia

Visitas: 161

Respuestas a esta discusión

Naaaa,... hace erizar al piel a cualquiera...esto..por Dios!!!.....la espontaneidad y la sensibilidad de nuestros ángeles es algo que debemos disfrutar a pleno...GRaciasssss por compartir esto con nosotros..me encanta,sabeer que existe gente sensible.....Besos.-..Ani
Ani, qué bueno que te gustó!
A mi también me erizó la piel completamente.
Un beso,
Guillermo Echevarría

RSS

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2020   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio