Excellere Consultora Educativa

Enfoques cooperativos;Hoy: Diálogo desde dos artículos publicados sobre la escuela y el cooperativismo.

Por José Yorg, el cooperario.

 


 

“Los hombres no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción, en la reflexión”.Paulo Freire.

 

“Solamente el diálogo, que implica el pensar crítico, es capaz de generarlo. Sin él no hay comunicación y sin ésta no hay verdadera educación”. Paulo Freire.

 

“La palabra, por ser lugar de encuentro y de reconocimiento de las conciencias, también lo es de reencuentro y de reconocimiento de sí mismo”. Paulo Freire.

 

 

Hace tiempo que rondaba en mi cabeza hacer este procedimiento de poner en diálogo dos artículos publicados en el año 2010 ,tanto del Dr. Roberto Bertossi, docente e investigador universitario de Cooperativismo, de la Universidad Nacional de Córdoba y el mio propio, Lic. José Yorg docente de la Provincia de Formosa,los mismos se refieren aLa educación cooperativa, ¿irá a la escuela?”,interrogado por el primero y luego“Las  escuelas deben albergar al cooperativismo”,por el segundo en consideración.

Comienza Bertossi. “A pocos días de la apertura de un nuevo ciclo educativo, el deteriorado desarrollo humano de nuestro tiempo exige que nadie continúe atrapado por el analfabetismo, el hambre, la insolidaridad, la miseria ni las enfermedades endémicas, básicamente”.

Aludo a mi vez que “Al estar nuevamente en contacto directo con la escuela y su realidad, no hacemos más que corroborar la imperiosa e impostergable necesidad de que las escuelas alberguen al cooperativismo”.

“Así, es clave despertar, recuperar e incrementar la solidaridad individual y social desde las tierras más fértiles de todos los establecimientos educativos, para que maduren conciencias más solidarias que consideren al conocimiento, a la alimentación, al agua potable, a la salud, a las energías, a las comunicaciones, a la seguridad, entre otros, como concretos derechos universales de todos los seres humanos, sin distinciones ni discriminaciones”, nos aboga Bertossi.

Apunto que “Los docentes de las escuelas desconocen las virtudes pedagógicas, didácticas y organizativas del cooperativismo y este hecho priva entonces de poseer una herramienta eficaz en el trabajo áulico e institucional que merita la reflexión de las autoridades correspondientes a fin de revertir esa carencia”.

“Respecto de lo concerniente a un buen nivel de formación solidaria-Señala Bertos- el artículo 90 de la flamante ley 26.206 de Educación Nacional estableció que "el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología promoverá, a través del Consejo Federal de Educación, la incorporación de los principios y valores del cooperativismo y del mutualismo en los procesos de enseñanza-aprendizaje y la capacitación docente correspondiente, en concordancia con los principios y valores establecidos en la ley 16.583 y sus reglamentaciones. Asimismo, se promoverá el cooperativismo y el mutualismo escolar". 

“Precisamente-apuntalo- en una reunión preparatoria del ciclo escolar del presente año al analizar las actividades cotidianas de la escuela con sus jornadas de tareas de lunes a viernes, y su organización general, hemos expuesto que la educación cooperativa escolar está asentado en el articulo N° 90 de la nueva ley nacional de educación y es, por tanto, de inexcusable cumplimiento por parte del Estado”.

Nos ilustra Bertossi que “La ley 16.583/64 ya había establecido la obligatoriedad de la enseñanza cooperativa y mutual en los establecimientos educativos de todos los niveles, incluso universitarios”. 

“Las Provincias adhirieron a esa norma, institucionalizándola mediante leyes específicas, valorando e impulsando cooperativas escolares y juveniles (primer trabajo cooperativo joven, entre otras propuestas)”. 

“La ley 23.427 y su decreto reglamentario Nº 1.948 (7 de diciembre de 1987) instrumentaron el Fondo Federal Coparticipable de Promoción y Educación Cooperativa. Ese fondo federal recauda desde entonces cifras tales que, en el caso de algunas provincias, representarían unos 30 millones de pesos por año”. 

“Ese dinero -salvo destacables excepciones- no fue invertido por las provincias conforme su altruista afectación legislativa de origen y habría sido desviado de manera irregular e ilegal a las rentas y haciendas generales”. 

Por mi parte, me ratifico que “En el afán de implementar el cooperativismo escolar como motor de una formación emprendedora que permita a los educandos organizarse cooperativamente para aniquilar sus debilidades en una sociedad inculcada en el individualismo”.

A modo de conclusión compartida dice Bertossi: “Ganemos la esperanza de que los preceptos legales educativos aludidos y vigentes, que nuestras mejores prácticas cooperativas ya no volverán a empantanarse en `meras buenas intenciones, omisiones e ineficiencias; que las nuevas paritarias docentes incluirán también este núcleo temático como de la mayor importancia y excelencia”.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Visitas: 49

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2018   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio