Excellere Consultora Educativa

¿Cómo ayudar a un niño a aprender cuando todo parece salirle mal ? NIÑOS APRENDEDORES Y NIÑOS ESTANCADOS

     

NIÑOS APRENDEDORES Y  NIÑOS ESTANCADOS

¿Cómo ayudar a un niño a  aprender cuando todo parece salirle  mal ?

                                                                                                              

 Hay niños que aprenden sin dificultad, lo hacen con entusiasmo, rápido y pareciera no requerirles esfuerzo alguno. Pero si conoces a un niño que al  aprender no le pasa esto, no desesperes. Recuerda que para algunos niños aprender es seguir una línea recta  y para otros es seguir un camino en zigzag  con retrocesos, paradas, curvas y contra curvas, pero un camino al fin .Es un camino diferente que requiere que nosotros los educadores , maestros y padres , hagamos cosas diferentes. Es decir para acompañar, alentar y guiar a nuestros niños cuando el aprendizaje se les pone cuesta arriba, y sus llantas están desinfladas, necesitaremos conocer en detalle cómo ayudarlos. Si bien dicen que no hay recetas mágicas,  creo que hoy  hay  conocimientos acerca  de que cosas no tenemos que hacer, porque no los ayudaran n y que cosas tenemos que empezar a hacer para ayudarlos a aprender.

Dejar de hacer y comenzar a hacer

Existen tres cosas que tenemos que dejar de hacer si queremos ayudarlos a aprender. Son solo tres cosas, son simples, fáciles de recordar  y también de olvidar. Son PRISA, PRESION Y COMPARACION. Estos tres componentes son los enemigos de cualquier aprendizaje, y son ultra enemigos de los aprendizajes que parecen detenidos, lentificados o estancados. Si quieres ayudara un niño al que le está costando aprender  primero PARA, CALMATE Y CENTRATE EN EL NIÑO, Y NO EN LOS DEMAS NINOS.

Ten la certeza que es preferible que el niño aprenda despacio, a que este abrumado por tu prisa y quede estancado

Activar sus recursos, acariciar su corazón

Recuerda que nunca nos pueden faltar oportunidades para hacer sentir a un niño que es capaz, y sobre todo si la está pasando mal. Todos los niñ0s tienen recursos para aprender que están esperando para sorprendernos. Y nos sorprenderán si dominamos nuestra tendencia a hacer comparaciones y sentirnos con el derecho de juzgarlos. Si quieres que aprenda deja de compararlo y juzgarlo. Todo niño que le está costando aprender al ritmo de sus compañeros, o  que obtiene más errores que aciertos en los ejercicios, o  que  no comprende las consignas, o que es siempre el ultimo en terminar y encima se equivoca a menudo y mucho, la pasa mal y su corazón duele. Cuando este dolor aparece una y otra vez, el corazón se cierra para no sentir. Si queremos ayudarlos a avanzar necesitamos volver a encender su corazón y abrir su mente. Ten presente que tienes que alimentar la mente de un niño bien cuando la está pasando mal. Y esto consiste en activar conversaciones positivas, preguntas poderosas para abrir la mente a nuevas posibilidades  y liberar las creencias  limitantes .La mejor caricia para un corazón herido es nuestra presencia sin prisa a su lado .Estar en presencia ,es decirle eres importante para mi .Mensaje poderoso que tiene el impacto de iluminar un corazón y abrir la mente ..

Buscar el estado óptimo para aprender

Podemos comenzar  con hacer un registro de victorias, armar un rincón de logros, investigar sus habilidades .Es decir correr el foco atencional y el estado emocional del niño  hacia lo que si puede, lo que logro, lo que aprendió, lo que le  gusta, lo que destaca. Necesitamos hacer esto antes que nada para crear su estado optimo interior para aprender. Él estado óptimo para aprender según las investigaciones de Daniel Goleman, psicólogo norteamericano ,es :

Calma, concentración y la ilusión de lograrlo.

Sin estos tres ingredientes es casi imposible que un niño salga adelante. Por eso necesitamos detener nuestra prisa, recuperar la calma  y creer que el niño lo lograra. Los estados emocionales se contagian de corazón a corazón, no importa que le estemos diciendo, los niños  escuchan nuestro sentir y lo creen. Si sienten nuestra desconfianza en sus posibilidades, ellos también se sentirán incapaces  y lo más probable es que no sientan calman, sino temor, no estén concentrados sino angustiados  y la ilusión ceda ante el pesimismo .Esto lo resumo así ¨Haz que el niño en tu presencia se sienta radiante  y calmo ¨

 

Ayudar al aprendizaje mismo

Luego tenemos que centrarnos en su aprendizaje, en lo que deseamos que aprenda .El secreto  para  ayudar a un niño a aprender es empezar. El secreto de empezar es fraccionar los grandes  metas de aprendizaje en objetivos pequeños y alcanzables y comenzar con el primero .El empezar dará motivación e ilusión .Estas emociones  serán muy necesarias a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.

Los niños suelen demostrar que tienen mayores habilidades y comprensión que la esperada  si la tarea se plantea del modo correcto, con materiales  conocidos, evitando consignas que puedan malinterpretar y proporcionando  modelos, sugerencias e indicaciones de cómo hacerlo.

Crear una versión para principiantes

El aprendizaje exitoso depende un 100 % de tener una versión para principiantes de lo que queremos enseñar. Es decir  partir de lo que el niño sabe y de cuál es su nivel cognitivo.  Esta versión para principiantes  nos sirve muchísimo para conocer que partes son demasiado fáciles, o difíciles y así podemos calibrar con precisión nuestras estrategias de enseñanza .Luego iremos accediendo a nuevas versiones, que implicaran mayor compresión y complejidad  de la tarea. Cuando un niño no está aprendiendo bien, debemos buscar esa versión para principiantes y partir de allí. No importa donde ni en que versión estén sus compañeros , necesitamos empezar por el nivel uno, y a medida que avance aumentara su motivación e ilusión por lograrlo. Con tiempo, practica y esfuerzo seguro llegara al nivel de los compañeros , ya que su autoestima también creció  con cada logro.

La natación nos da un ejemplo  claro de las versiones para principiantes. Un profesor de natación  parte siempre  de un nivel básico y luego de a poco  exige mayor desempeño. Primero se practican las   patadas en el agua sostenidos por barra o flotador, esta es una versión para principiantes. Es decir se hacen todos los ajustes para que nadie se ahogue. Nosotros podemos y tenemos que hacer lo mismo al enseñar a leer, escribir, contar, restar, etc. Muchas veces los niños que les cuesta aprender  son víctimas de la ausencia de esta versión para principiantes .A veces no se toman  todos los recaudos para que nadie falle a la hora de aprender a leer-,escribir ,etc .Debemos ir en busca de los flotadores , y permitirle utilizarlos hasta que su performance le permita  abandonarlos.

Buen ritmo para enseñar y buen ritmo para aprender

 Otra cuestión a considerar a la hora de ayudar a un niño a aprender  más, es lograr un buen ritmo para enseñar .Esto nos compete a los educadores. Los enemigos  del buen ritmo son do: los tiempos de transición  y los tiempos de organización .Para ayudar y facilitar el aprendizaje necesitamos bajar estos dos tiempos  al máximo posible  para favorecer un buen ritmo de aprendizaje. David Perkins , profesor  e investigador en la Universidad de Harvard y co-autor de numerosos libros nos dice en su última obra “El aprendizaje Pleno”,que “el buen ritmo es la organización de los detalles de forma tal que  promuevan la participación activa de la mayoría de los alumnos la mayor parte del tiempo”. Es decir  que cuando  los tiempos de transición de una tarea a otra son laxos, largos  y desorganizados, lo que logramos es perder ritmo, perder concentración, atención, motivación y despedimos al  estado óptimo para aprender. Una manera de involucrar a los niños y sobretodo a aquellos que no les está yendo muy bien, es asignarles tareas que ayuden a procesar  las ideas en forma activa .Es decir  trabajar con consignas previas para ayudarlos a focalizar la atención en lo importante. Ejemplo si van a mirar un video , no esperar que solo lo miren , sino asignar una tarea como fíjate cuantos paisajes aparecen , esto los mantiene activos mentalmente y concentrados . A la vez que les garantiza una participación exitosa frente al grupo.

Hacer fluir el aprendizaje

Para que el aprendizaje fluya simplemente tenemos que sacarle presión .La presión no facilita los aprendizajes, ya que genera en la mente una supe exigencia  que bloquea la capacidad de aprender. Presionar, sobre exigir , sin dar las herramientas ni las condiciones emocionales para poder utilizarlas ,es crear un ambiente punitivo. Cuando el corazón late deprisa, el cerebro no funciona bien. Si confías poco y exiges mucho, generas presión en los niños. Evitemos enseñar en  un clima  punitivo y agresivo. La intolerancia y la ira a la hora de enseñar son producto de nuestra impotencia, por eso es necesario calmarnos y pedir ayuda si solo no podemos .

Para terminar una adaptación del credo del optimista del escritor Christian Larson

PROMETO A MI MISMO ser tan fuerte que nada pueda perturbar mi paz mental a la hora de enseñar.

ME PROMETO A MI MISMO hacer sentir a todos mis alumnos  que hay algo valioso en ellos. ME PROMETO A MI MISMO ver el lado soleado de todos y hacer que mi optimismo sea contagioso.

ME PROMETO A MI MISMO pensar solo lo mejor de ellos, trabajar solo por lo mejor y esperar solo lo mejor de mis alumnos .

ME PROMETO A MI MISMO ser tan entusiasta por el éxito de los alumnos, como soy del mio propio.

ME PROMETO A MI MISMO olvidar los errores y aferrarme a los grandes logros del futuro.

ME PROMETO A MI MISMO llevar una expresión alegre todo el tiempo y dar una afecto y sonrisas a cada criatura viviente que conozca.

ME PROMETO A MI MISMO darme tanto tiempo en mejorarme a mí mismo que no tenga tiempo de criticar a otros.

Mariana de ANQUIN

Visitas: 912

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Comentario de María Marta el octubre 23, 2014 a las 8:35pm

Muy interesante el articulo.

Maria Marta Baez

Comentario de Mariela Bohórquez Ortiz el agosto 12, 2014 a las 9:25pm

¡Gracias Mariana!

Comentario de Maria Antonieta Ardiles Valencia el agosto 6, 2014 a las 10:59am

Mariana, excelente artículo para los educadores que generalmente trabajan contra el tiempo y por ende aparece la PRESIÓN, factor que bloquea a los alumnos, haciendo que pierdan el interés y caigan en el incumplimiento.

Gracias, me encantó.

soy María Antonieta ardiles de Lima, Perú, familiarmente me llaman MARUCHI.

Comentario de mariana de las mercedes leunda el agosto 4, 2014 a las 6:33pm

lean magisterio y ninio de Gabriela Mistral, una obra de arte para lograr las promesas

Comentario de Natalia Gil de Fainschtein el agosto 3, 2014 a las 2:21am

Un nuevo artículo que nos ayuda a reflexionar sobre nuestra tarea con una nueva mirada.
Gracias Mariana!!!
Natalia

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2019   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio