Excellere Consultora Educativa

CÓMO PREVENIR LAS ALTERACIONES DEL LENGUAJE EN TU NIÑA O NIÑO. II PARTE

En el capítulo anterior abordamos cómo prevenir las alteraciones del lenguaje desde la concepción y el embarazo. Hoy le damos continuidad al tema pero con el abordaje de la profilaxis en el momento del parto.

De hecho debemos conocer que si durante toda la etapa del embarazo la futura mamá se cuida, con una asistencia sistemática a los controles, se alimenta bien, mantiene un equilibrio emocional estable, no ingiere bebidas alcohólicas, no se expone  a ambientes fumadores, cuida de su peso y presión arterial, está sentando las bases para que tenga un parto sin complicaciones.

Ahora bien, esto no quiere decir que no sean vulnerables  a determinados eventos que por una causa u otra ocurren, como son los nacimientos prematuros, de ahí la importancia del control sistemático donde el especialista  a través de exámenes y de la observación irá explicando los riesgos que puedan existir para que la futura mamá esté alerta, ejemplo de ello son las detecciones  a tiempo de infecciones en la vagina, las que se pueden tratar con el medicamento indicado y de esta forma estamos previniendo una amenaza de aborto o parto prematuro, que en muchas ocasiones traen como consecuencia alteraciones en el desarrollo del lenguaje de los niños.

Diversos estudios nos aportan otras  causas que se toman en cuenta para declarar un embarazo de riesgo, que pueda  a su vez ocasionar un parto prematuro. Ellas son: Partos prematuros anteriores, operaciones en el cuello del útero anterior al embarazo, estrés, tratamientos de infertilidad, aumento del líquido amniótico, consumo de tóxicos como alcohol, droga, tabaco, entre otras.

Es importante conocer que el parto natural es un proceso y como todo proceso tiene sus etapas, la primera etapa es la dilatación del cuello del útero, la segunda etapa es el descenso y nacimiento del bebé que se produce por las contracciones y la tercera la expulsión de la placenta. La familia de la embarazada y esta misma,  debe de estar muy atenta ante cualquier signo de alarma de estas etapas, si no dilata, observar los procedimientos que se aplican para  provocar la dilatación y fundamentalmente si estos son oportunos o no, ya que un parto demorado trae consecuencias impredecibles. Puede darse el caso de que exista dilatación pero que el bebé no baje, en este caso el actuar de los especialistas es de vital importancia para orientar la cesárea, un minuto de retraso en la toma de decisiones puede cambiar la vida de un bebé y de una familia, porque pueden aparecer las llamadas hipoxias perinatales, que limitan la entrada de oxígeno al cerebro y entonces ocurren las parálisis cerebrales, el Retraso mental, los trastornos del lenguaje, entre otras complicaciones más.

Concluyendo esta segunda parte se puede afirmar que si existe un seguimiento y control prenatal estricto, así como una  buena actividad física que genere el estado de salud adecuado  se pueden evitar  complicaciones en el parto y a su vez estamos previniendo los trastornos o alteraciones en el lenguaje.

 

 

MSc Silvia Catasús Pérez

Especialista en Logopedia

Fecha: 21 de marzo de 2017

 

Visitas: 7

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2017   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio