Excellere Consultora Educativa

                Sé que estas comenzando el año escolar, por eso quiero darte un mensaje.

Quiero que intentes estar muy presente a lo que te voy a escribir.

Eres una persona muy especial, porque eres  un maestro.  Los maestros tienen corazones diferentes a las otras profesiones. Son corazones diseñados especialmente por Dios. El talla cada corazón de maestro  y elige con meticulosidad a sus portadores. Así que si eres maestro, por algo haz sido tu su elegido.

Tu  corazón de maestro lleva dentro  enormes reservas de sensibilidad, por eso te preocupas tanto por ese niño que no aprende, por eso te quita el sueño ver a uno de tus pequeños en grandes problemas, y por eso estallas furioso ante la indiferencia, el maltrato o el abandono que muestran algunos adultos .Te enojan las injusticias, te sorprenden los dibujos con corazones, te alegran los “te quiero, seño”.Dios te hizo así de  sensible, para que puedas conectar con el corazón puro de un niño.  Como eres tan sensible se amable y delicado contigo mismo, Tente paciencia mientras aprendes nuevas formas de enseñar, de mirar  y motivar. Se amable con tu mente. Las críticas nunca mejoran nada.

En tu corazón de maestro Dios coloco reservas extra de entusiasmo, y esta es una emoción que esta escaseando en el mundo. Mira a tu alrededor todos parecen estar en piloto automático, pero tu no. Tienes un entusiasmo radiante, exprésalo y contágialo. Pero lo más importante que quiero que recuerdes es  que tienes,  FUERZA .Eres fuerte. No te des  por vencido, Intenta enseñar una y otra vez. No escuches los veredictos acerca de la incapacidad de un niño para aprender. Tú enséñale, y esos veredictos se callarán.

Y si a lo largo del año te sientes abatido, vulnerable, poco reconocido y muy agotado, recuerda que tienes fuerza interior.. Lo llevas tododentro. Por eso siempre busca las respuestas adentro tuyo. A veces puedes sentirte perdido,  cuando tus pensamientos fluyen desordenados  y tus emociones están revueltas. En ese momento respira. Respira hondo, cuando respiras te equilibras. Respira mucho. Recuerda tus regalos. Y si aun así tu corazón de maestro luce opaco, prueba encenderlo con esta llave poderosa:

SUELTA Y SÉ TÚ MISMO: Se ese maestro especial, peculiar que solo tú puedes serlo. Deja de luchar, de hacer fuerza, suelta. Confía. Eres un maestro elegido. Respira. Cuando lo haces te aquietas y en ese estado de quietud puedes conectar con tu energía prima: El amor. Tu amor es  tu energía prima .Con él creas todo. Ama lo que haces, ama a cada niño que la vida cruce en tu camino, ama cada cuento que leas, cada canto,cada cuaderno que corrijas. Deja  amor por todos lados, ese es tu SELLO.No intentes parecerte a otros maestros, ellos solo pueden inspirarte a sacar tu mejor versión de vos mismo, Descúbrete, Se auténticamente tú. Sigue tu intuición, escucha a tu corazón  y disfruta tu vocación.

Naciste para enseñar. .Naciste para aprender de tus alumnos. Los maestros aprenden de los alumnos, eso ya lo sabes,Así que este año, deja tu sello de amor resplandeciente  en cada niño al que enseñes. Quiero que recuerdes que eres  un maestro, y no cualquiera es maestro .Entra a tu escuela con un corazón encendido de amor  y cambia vidas .Viniste a este mundo a enseñar tu amor, no lo olvides.

Mariana de Anquin

Visitas: 20

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2017   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio