Excellere Consultora Educativa

LA EVOLUCION DEL CEREBRO EN LAS ESPECIES. EL CODIGO DE EMPATIA Y LAS NEURONAS EN ESPEJO

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de neurocientificos de la Universidad de California-UCLA- tiene una controvertida hipótesis: el cerebro humano no solo percibe las actividades de los otros, sino también la intención que los motiva. Y todo esto ocurre en tiempo real .Los investigadores están convencidos que las áreas del cerebro donde se encuentran las llamadas neuronas espejo que se activan inmediatamente durante la ejecución y observación de una acción, también añaden intención a las acciones presentadas en determinados contextos.
La investigación en el campo de la inteligencia emocional sostienen que estas neuronas en espejo son base de la empatía en los seres humanos, constituyendo estas las bioherramientas de la sociabilidad y de la comunicación entre humanos y posibilitando el aprendizaje de habilidades,destrezas, rutinas, gestión de emociones en los primeros años de vida,imprescindibles para la construcción procesual de nuestra personalidad
¿Dónde se localizan ¿
Experimentos con monos posibilitaron las siguientes investigaciones
En los monos, estas neuronas espejo han sido halladas en la circunvolución frontal inferior y en el lóbulo parietal. Estas neuronas están activas cuando los simios realizan alguna tarea, y además cuando observan esa misma específica tarea realizada por otro. Las investigaciones desarrolladas empleando IRMf, simulación magnética transcraneal (TMS) y electroencefalografías (EEG) han encontrado evidencias de un sistema similar en el cerebro humano, en el que también coinciden el observar y el actuar.
La función del sistema espejo es objeto de muchas elucubraciones científicas. Estas neuronas podrían ser importantes para comprender las acciones de otras personas, y para aprender nuevas habilidades por imitación. Algunos investigadores piensan que el sistema espejo podría imitar la acciones observadas, y así enriquecer la teoría de las habilidades de la mente.2 Otros lo relacionan con las habilidades de lenguaje.3 También se ha sugerido que las disfunciones del sistema espejo podrían ser la causa subyacente de algunos desórdenes cognitivos, tales como el autismo.4 5 Se están realizando investigaciones sobre todas estas posibilidades.
Descubrimiento
En los años 1980 y 1990, Giacomo Rizzolatti trabajaba con Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la universidad de Parma, en Italia. Estos científicos habían colocado electrodos en la corteza frontal inferior de un mono macaco para estudiar las neuronas especializadas en el control de los movimientos de la mano: por ejemplo, asir objetos o ponerlos encima de algo. Durante cada experimento, registraban la actividad de sólo una neurona en el cerebro del simio mientras le facilitaban tomar trozos de alimento, de manera que los investigadores pudieran medir la respuesta de la neurona a tales movimientos.6 Así fue que, como ya ocurriera con muchos otros descubrimientos, las neuronas espejo fueron encontradas por serendipia o sea casualidad para la ciencia
Sistema de neuronas espejo en el ser humano
Normalmente no es posible estudiar neuronas aisladas en el cerebro humano, así que los científicos no pueden estar seguros de que los seres humanos posean neuronas espejo. Sin embargo, los resultados de los estudios por imágenes del cerebro han demostrado que la circunvolución frontal inferior y la corteza parietal inferior del cerebro humano se activan cuando la persona realiza una acción y también cuando la persona observa a otro individuo realizar esa misma acción. Por lo tanto, es probable que estas regiones contengan neuronas espejo y han sido definidas como el sistema de neuronas espejo humano.
Neuronas espejo en los pájaros

La verdadera importancia de las neuronas espejo radica en que tal vez nos permitan entender algunas de las capacidades más enigmáticas de la mente, como por ejemplo, la capacidad de imitación. Es un hecho conocido que los bebés humanos son capaces de imitar gestos a edades muy tempranas. Si le sacamos la lengua a un niño de pocos meses es probable que nos responda con el mismo gesto. Esta capacidad de imitación también existe entre los primates, aunque en menor medida, pero es bastante rara entre los mamíferos ¿Cómo sabe un bebé que lo que aparece de pronto en el rostro del adulto es la lengua, y que la acción apropiada consiste en sacar la suya propia? Este era un hecho totalmente misterioso, aunque cotidiano. La existencia de neuronas espejo nos proporciona un principio de explicación. Cuando observamos un gesto en otro individuo, nuestro sistema nervioso debe realizar una especie de ‘simulación virtual’ del movimiento, lo que propicia la repetición del mismo. Aunque quedan muchas cosas por descubrir, este tipo de sistemas neurológicos probablemente constituye la base de nuestra capacidad imitativa y seguramente esto constituye un requisito para que el aprendizaje sea posible. El aprendizaje parte de la imitación de otros individuos y para ello hace falta un circuito cerebral ‘especializado’, que automatice la tarea y nos predisponga a imitar. De nuevo, el conocimiento de este circuito le daría otro golpe más a la maltrecha dicotomía Naturaleza-Crianza: los genes necesarios para construir el sistema de de las neuronas espejo serían un requisito necesario para que el aprendizaje pudiera tener lugar.
Una nueva e interesante pieza de investigación sobre las neuronas espejo ha sido publicada en el último número de la revista Nature, por un equipo de científicos de la Universidad de Duke. Estos investigadores colocaron un delicadísimo mecanismo en la cabeza de ejemplares macho de “sabanero platanero” (Melospiza georgiana), una especie de ave cantora americana relacionada con los escribanos europeos. De esta forma eran capaces de registrar la actividad de neuronas individuales dentro de la región denominada HVC (un sistema radicado en el telen céfalo y que es esencial
para el canto en las aves). Lo más interesante es que fueron capaces de identificar neuronas que se activaban cuando el ave emitía una secuencia particular y también, cuando el ave escuchaba esa misma secuencia de notas, emitida por otro animal. Es la primera vez que los científicos identifican un sistema de neuronas espejo fuera de los primates. Se especula con que este sistema tal vez constituya un rasgo básico del cerebro de los vertebrados y que en determinadas especies haya sido “reclutado” para realizar determinadas tareas especializadas.
Fuentes de referencia
Calderón Alarcón, Sánchez Novoa: Guía para el Desarrollo Integral del Niño.Euroamerica de Ediciones Internacionales.S.A.Barcelona
Pedagogía y Psicología Infantil, Nueva Biblioteca practica para padres y educadores.La infancia Cultural.S.A –Madrid.-
Curso de Inteligencia Emocional de ABEL CORTESE
Guía para padres , embarazo y parto. El desarrollo del niño cultural.S.A.Madrid. 1999.-

Visitas: 943

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2020   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio