Excellere Consultora Educativa

Llegó el comienzo escolar de los niños. Nuevamente la adaptación

Lic. Irma Liliana del Prado

Llegó el comienzo de las clases y todos los  agentes relacionados con la educación de los niños nos preguntamos:

¿Con qué  nos encontraremos este año?

¿Qué expectativas trae el niño? ¿Y las perspectivas del docente?

 ¿Y la inquietud y ansiedad de los padres?

¿Como nos preparamos para este momento?

 

El período de adaptación generalmente se realiza con la permanencia del niño y de los padres en el jardín de infantes, el tiempo y la modalidad que se adopta es pensada de acuerdo a las características de la comunidad donde esta inserta la institución.

 Psp.Karina Canullán, denomina a la “ADAPTACIÓN”  como: “A los primeros días en que el niño concurre al jardín, y tanto él, como los papás y la institución pasan por un proceso de acomodación, de adaptación a nuevas formas de trabajo, comunicación, aprendizaje, relaciones sociales, juegos, horarios, etc.

Es una situación de aprendizaje para todos los miembros de este proceso que se vivirá con más o menos angustia dependiendo de varios factores”

 

Para una exitosa adaptación podemos tener en cuenta que:

Ø      Este período no es aislado.

Ø      Comienza en el hogar de cada uno.

Ø      Todos atraviesan esta adaptación, los padres, los niños y los docentes.

Ø      No existe un tiempo determinado para este proceso.

Ø      Puede durar varios días o meses.

Ø      No es igual para todos ya que cada niño es diferente uno de otro o sea que cada uno es único.

Ø      Debe ser compartida por todos: niños, padres y docentes.

Ø      Se debe realizar en forma lenta y progresiva para que no sea traumático el despegue familiar.

 

Como pueden colaborar los padres o tutores:

La Lic. Alejandra Libenson dice sobre este período: “El Jardín de infantes, no sustituye a la familia sino que la complementa, por eso se debe trabajar en equipo para que esta experiencia  de la adaptación funcione”

Para que sea  exitosa algunas pautas a tener en cuenta:

Ø      Conocer el jardín de infantes: las instalaciones, la seguridad, el personal y la oferta educativa con la cuenta éste.

Ø      Adquirir seguridad hablando con el personal del jardín.

Ø      Presentar a su niño el jardín como un lugar amigable y cargado de afecto.

Ø      Permitir que el niño lleve su juguete favorito.

Ø      Llevarlo siempre a clase, aunque manifieste berrinches y/o “dolores”.

Ø      Es importante que todos estén convencidos de que el niño concurra al jardín; si el adulto duda y se angustia, el niño lo percibe y le será muy difícil quedarse en el jardín y disfrutarlo.

Ø      Asegurarle que lo vendremos a buscar. No llegar tarde, eso genera mucha angustia, miedo a ser abandonado, sobre todo al inicio.

Ø      No sobornarlo con cosas "si te quedas, te compro caramelos" o asustarlo "si no dejas de llorar, me voy".

Ø      No irse a escondidas sin que nos vea. Tenemos que despedirnos cuando el esté listo y decirle que volveremos para generar confianza.

Ø      No amenazarlo con que la maestra lo va a retar, le será muy difícil confiar en ella, disfrutar y tendrá miedo.

 

Los padres deben estar seguros de la elección de la institución, confiar en los docentes que serán los ejecutores de este camino que inician los niños.

 

Fuentes consultadas:

 Canullán Karinna (2008) Portal Psicoespejo.

Gerardi Paula (2009) Portal Pediatría para padrea.

www.crecer juntos (2009) Sección niños.

 

Visitas: 184

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2018   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio