Excellere Consultora Educativa

Realidad y Virtualidad Los niños y las pantallas

Los juegos virtuales de los niños en solitario o en conexión con amigos de forma remota implica la instalación de nuevas lógicas en el pensamiento de niños y adolescentes. En el desarrollo del juego se da una exploración a través del ensayo y error y un aprendizaje del mismo.

Frente a esta realidad es importante destacar el rol de los adultos con respecto al saber ubicar las líneas divisorias entre el uso y el abuso de estos juegos.

 

 

 

“El niño marca mejor que cualquiera la estructura de la paradoja porque viven en paradigma roto y otro que aún no existe.”

La sociedad global y la tecnología modelan las subjetividades de niños y adolescentes. Este grupo etario nació y convive permanentemente con las pantallas encendidas en sus casas, confiterías, gimnasios, locales comerciales, consultorios médicos y más.

Nacieron y crecieron en una sociedad que busca el placer inmediato y busca identidad en diversos entretenimientos como los actuales juegos en pantalla.

Los video juegos aparecen con mucha fuerza en la década del 80 y atraen el interés de una forma muy importante.

Los juegos producen una cantidad considerable de estímulos sonoros, visuales y sensoriales y están acompañados de imágenes con ritmos sumamente veloces que muchos adultos miramos asombrados por la ligereza que emplean quienes los juegan.

Los colores de las pantallas deslumbran a los jugadores que se sienten invadidos y deslumbrados con la luminosidad presente permanentemente.

Estos procesos implican el surgimiento de nuevas lógicas mentales que los niños y adolescentes emplean en su desarrollo vivencial y transfieren a otros aprendizajes formales.

Ganarle al “otro invisible” y pasar niveles es uno de los aspectos que más atraen en estos juegos. Suele aparecer también la frustración y la sensación de “no poder” interrumpir el juego. Los chicos también se convierten en personajes y juegan hasta descubrir la clave y llegar al éxito que repiten una y otra vez hasta aburrirse.

Se produce un importante entrenamiento de la percepción en escenarios virtuales. Cuando esto se prolonga muchas horas, abusando del juego y la pantalla, puede suceder que el mundo real y doméstico que funciona con la lógica de los adultos, resulte un tanto ajeno, y el desfasaje de tiempos ocasione fallas y disfunciones en los vínculos y en la comunicación.

En pequeñas dosis no es tan malo afirma Sheri Madigan, quien se dedicó a profundizar sobre el tema.

Existen estudios sobre los videojuegos realizados por Greenfield y Cocking, quienes afirman que no hay evidencias para confirmar los efectos negativos de éstos salvo que con un abuso en el uso de los mismos dediquen menos tiempo a otras actividades lúdicas o sociales.

Existen juegos de diversos tipos en los videojuegos.

  • Juegos simples de acción que desarrollan actividades que requieren una respuesta rápida y precisa del jugador. Se interactúa de forma rápida en el entorno del juego.
  • Juegos de estrategia donde hay que planificar para pasar niveles. En estos juegos se desarrollan el pensamiento lógico, la concentración y la organización mental y espacial.
  • Juegos de aventura en los que la aventura es el aspecto principal del juego desarrollando la interactividad y la necesidad de tomar decisiones.
  • Juegos de deportes en los cuales se juega con jugadores reales y se forman equipos. Desarrollan habilidades de rapidez y precisión.
  • Juegos de simulación que permiten experimentar el funcionamiento de máquinas, situaciones o fenómenos y asumir el mando. Así se desarrollan estrategias complejas.
  • Juegos masivos o videojuego de rol, en línea con otros jugadores que juegan en el escenario virtual simultáneamente.
  • Juegos de supervivencia donde el protagonista tiene que escapar o resolver problemáticas ante un enemigo para poder seguir adelante con el juego.

Todos estos juegos parece que desarrollan:

  • El pensamiento crítico que supone un repertorio de facultades como la articulación de ideas, la deducción, búsqueda de argumentos diferentes, formular hipótesis, justificar argumentos, tomar decisiones y resolver problemas.
  • Otra habilidad muy importante que se desarrolla, y que es muy útil en la solución de problemas, es el pensamiento lateral el cual facilita la resolución de situaciones empleando mucho la imaginación.
  • Alfabetización digital Es el proceso de adquisición de los conocimientos necesarios para conocer y utilizar adecuadamente las infotecnologías y poder responder críticamente a los estímulos y exigencias de un entorno informacional cada vez más complejo, con variedad y multiplicidad de fuentes, medios de comunicación y servicios.
  • Desarrollo de creatividad: Los videojuegos hacen que tanto los niños como las niñas tiendan a ser más creativos, según revela un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos). En un experimento con 500 niños de doce años, los científicos comprobaron que aquellos que jugaban videojuegos eran más creativos al momento de desempeñar tareas como dibujar o escribir historias.

James Paul Gee sostiene en sus publicaciones sobre el tema que si se juega a los videojuegos responsablemente éstos tienen buenas consecuencias.

“Los buenos videojuegos incorporan buenos principios de aprendizaje, apoyados por la investigación actual en ciencia cognitiva. ¿A qué se debe lo anterior? Si nadie pudiera aprender estos juegos, nadie los compraría y los jugadores no aceptan fácilmente juegos cortos o disminuidos. En un nivel más profundo, el desafío y el aprendizaje son una gran parte de lo que hace buenos videojuegos motivadores y entretenidos. Los humanos realmente disfrutan el aprendizaje, aunque a veces en la escuela no se sabe.” (Gee,2005).

Es importante resaltar que jugar a estos juegos virtuales los niños aprenden un nuevo alfabetismo, no necesariamente relacionado con el lenguaje. Los videojuegos se desarrollan en un ámbito semiótico o de signos que representan diversos significados dentro de un sistema de comunicación.

Según Gee los videojuegos estimulan la adopción de una nueva identidad al asumir distintos roles con los personajes lo cual estimula ver las cosas desde diferentes perspectivas.

Según Gee, una buena enseñanza de la ciencia tendría muchas de las características de los videojuegos: interactividad, posibilidades de práctica constante, tolerancia al error, incorporación de una nueva identidad y sentido de logro, entre otros.

Una tecnología interactiva inmensamente entretenida y atractiva construida alrededor de identidades […] funcionan con buenos principios de aprendizaje, es decir, los incluyen en sus diseños y los fomentan; se trata de principios que son mejores que los aplicados en muchas de nuestras escuelas, basadas en la rutinización, en el regreso a lo básico y en el sometimiento a los exámenes”. Gee.

Por último, las características de un videojuego que estimule el aprendizaje según las publicaciones de Gee debería tener algunas de estas características:

  • Motivación: es claro ver que motivadores son los videojuegos para los jugadores, los cuales se concentran en el juego durante horas resolviendo, a la vez, problemas complejos a lo largo del juego.
  • Papel del fracaso: cuando los jugadores fallan, pueden empezar de nuevo desde su última partida guardada. Frente a un jefe, el jugador utiliza fracasos iniciales como maneras de encontrar el patrón y obtener retroalimentación sobre los progresos realizados. En la escuela, generalmente se menosprecia el espacio para el fracaso y la exploración Estas características de los fallos en los juegos permiten a los jugadores asumir riesgos y probar hipótesis que no pueden ser implementadas costosas en las aulas, donde el costo del fracaso es grande.
  • Competencia y colaboración: llama la atención que muchos jugadores jóvenes ven en la competencia lo más agradable y motivador en los videojuegos, pero no en la escuela. ¿Por qué esto debería ser una cuestión importante para la investigación en los juegos y el aprendizaje? Lo que parece evidente es que la competencia en los videojuegos es considerada por los jugadores como algo social y, a menudo, se organizan en formas que permiten a las personas competir con la gente en su propio nivel o como parte de una relación social que se trata tanto de jugar como de ganar y perder.
  • Diseño de juegos: algunas de las características del diseño de los videojuegos parecen estar estrechamente asociadas con principios bien conocidos del aprendizaje, que Gee menciona a continuación:

 

  1. Interactividad: los jugadores van creando sus acciones propias y no solo las de los diseñadores del juego. Todos los jugadores participan en una forma de lectura simultánea (interpretación) y escritura (productor); entre más abierto el juego, mejor.
  2. Personalización: en algunos juegos, los jugadores pueden  personalizarlos para adaptarse a su aprendizaje y estilos de juego, mediante la adopción de diferentes niveles de dificultad o la elección de diferentes personajes con diferentes habilidades.
  • Problemas bien secuenciados: van introduciendo al jugador en el trayecto con el fin de llevarlo a formar buenas conjeturas sobre cómo proceder cuando se enfrentan a los problemas más difíciles en momentos consecutivos.
  1. Nivel agradable de frustración: los buenos juegos permiten al jugador la experimentación de un desafío complicado pero factible de ser resuelto. Los jugadores obtienen retroalimentación que indica si están o no en el camino correcto para el éxito posterior.
  2. Profundo y justo: un juego es justo cuando es difícil, pero establecido en un camino que conduce al éxito, en lugar de construir un fallo sobre el cual el jugador tiene poco o ningún control. Un juego es profundo cuando sus elementos (por ejemplo, un sistema de combate en un juego turnos), que en un principio parece simple y fácil de aprender y usar, se vuelven más complejos; en el proceso, el jugador lo entiende y domina.
  3. Justo a tiempo: los juegos casi siempre dan información justamente cuando los jugadores la necesitan y pueden utilizarla.
  • Pensamiento sistémico: los juegos animan a los jugadores a pensar acerca de las relaciones, hechos y habilidades.
  • Explorar, pensar lateralmente, repensar objetivo: en la escuela se enseña que ser inteligente es moverse tan rápida y eficientemente a la meta como sea posible. Los juegos fomentan una actitud diferente. Animan a los jugadores a explorar a fondo antes de moverse demasiado rápido, a pensar lateralmente y no sólo linealmente, y utilizar esa exploración y el pensamiento lateral para volver a concebir las metas de una en una.

CONCLUSIONES

El uso de videojuegos tiene muchas ventajas en el desarrollo de habilidades del pensamiento, tanto en niños, adolescentes y adultos.

Lo importante es tener claro que no son ni los videojuegos, ni navegar por internet, ni las redes sociales los que están en el centro del debate, sino una historia que nos muestra una cultura de cambios que vamos incorporando chicos y adultos como podemos.

Los videojuegos logran desarrollar en los usuarios habilidades del pensamiento, competencias y generan también conocimientos; es decir, sus beneficios son claros. Sin embargo, también existe una pequeña línea con las desventajas, que son la adicción y el sedentarismo.

La esencia de los videojuegos debe ser incorporada en el proceso de enseñanza-aprendizaje, como ya está sucediendo en algunas instituciones educativas. Los adultos (padres, docentes, abuelos) estamos junto a ellos, en la misma incertidumbre social, pero con más experiencia de vida y cada padre sabe o intenta saber dónde está esa fina línea de divide el uso y el abuso de las herramientas y puede convertirse en un buen maestro crítico y orientador para sacar los beneficios de estas nuevas tecnologías.

 

Visitas: 73

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2020   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio