Excellere Consultora Educativa

Reflexionando desde el centro del aula. Lo que la Reforma olvidó.

Después de su aprobación, la Reforma Educativa es objeto de toda clase de discusiones y comentarios. El tema por una parte se ha mediatizado y por la otra se ha politizado.

Quienes la “idearon”, los que la aprobaron, quienes estamos llamados a ser “sus beneficiarios y protagonistas”, y el resto del conglomerado social; sentado en la butaca de espectador. Todos-quienes opinan a favor o en contra-Han creado una corriente de opinión sobre el tema.

Sin embargo, sin duda no todo está dicho; afirmación que vale si hacemos un ejercicio de reflexión alrededor de tan distintas e importantes situaciones que durante la propuesta de Reforma se dejaron de lado. Entre estos errores y omisiones sobresalen las siguientes:

-La Reforma y su enfoque, analizada desde la perspectiva de lo que debe ser un Modelo Educativo, resulta superficial, insuficiente, conceptualmente ambigua, fincada en generalizaciones y poco consistente con los principios sobre los que se planea inducir la mejora.

Así habría que descartar la limitada perspectiva de considerar la calidad vinculada a la gestión escolar promovida desde una dirección y apoyada en un sustento administrativo; en virtud de que esta visión,  miope, constituye hoy dia  una gran equivocación.  La transformación educativa desde la perspectiva de la realidad se ha de producir teniendo como protagonistas al alumno y maestro en el centro del aula. El perfil de egreso ideal de los alumnos no es poca cosa; como tampoco lo es educar con calidad en ambientes masivos y despersonalizados, con escasos o nulos recursos, la realidad impone, en tanto muchas personas de nuestra sociedad sólo suponen…

-Se plantea una estrategia centrada esencialmente en la evaluación. Idea ya muy “masticada”(Perrenoud, Tobón, Biggs, Freyre, Chán, Marzano, etc.);  tampoco se se define con precisión la estrategia de formación y capacitación docente. Ni las estrategias específicas  para apoyar a los docentes en la conformación y mejoramiento de su perfil, de sus capacidades y posibilidades reales para inducir aprendizajes y desarrollo de verdaderas competencias en las aulas.

-No se precisan los medios concretos como se pretende alcanzar la calidad educativa. Si bien se sabeque  la misma tiene una naturaleza multifactorial en sus variables y multidimensional en su esencia.

-La inconveniencia de copiar modelos ajenos al nuestro,  que en otras latitudes de la geografía han fracasado, de seguir dictados y de adoptar estrategias descontextualizadas, infuncionales e inaplicables a nuestra realidad.

Por eso falla con frecuencia el enfoque maquilador que tan solo partiendo de los insumos o materia prima privilegia los resultados sobre los procesos; y se les olvida que las personas no son máquinas, que se puedan programar y dirigir a capricho de los gerentes y directivos responsables de diseñar y ejecutar sus planes operativos.  Ni la escuela puede funcionar como una fábrica y los métodos deben humanizarse.

El ser está sobre el hacer. Por lo que la dimensión afectiva-social, valoral, actitudinal tiene preferencia sobre la componente instruccional que dicta la curricula escolar.

-No se incluyen enfoques educativos innovadores o de vanguardia, en realidad es más de lo mismo y fundamentalmente se apuesta a la continuidad.

- La promoción y permanencia docente, son rubros de la Reforma, que merecen ser debidamente aclarados, para evitar confusiones e interpretaciones, como las que vienen ocurriendo y sólo traen inquietud, desconfianza y descontento entre el gremio magisterial.

-Es imprescindible voltear hacia un Modelo de Educación Alternativa  con un énfasis regional y comunitario; esencialmente inclusiva, cuya premisa sea la diversidad multicultural y multiregional, que no excluya a los que son diferentes, ni antirracista, ni homofóbica ni discriminatoria. Que promueva la equidad y reconozca que la mejor educación es la que proviene del que sabe y quiere transmitir aprendizajes a quienes lo necesitan, sin importar, credo, raza o  condición, es decir a quienes  tienen las mayores desventajas comparativas.

Educar en un mundo global, no necesariamente impone una transculturización, por el contrario, debe conducir al retorno sistemático de los pueblos hacia su destino marcado por la identidad y su sentido de pertenencia. La manera de entender y actuar de cara  al desafío del presente siglo, nos dará la respuesta de lo que de antemano ya sabemos, ¿quiénes somos?, y ¿A dónde vamos?.

Visitas: 18

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2021   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio