Excellere Consultora Educativa

El otro día bajé a la playa dispuesta a escribir algo que tenía en mente sobre juguetes para la primera infancia, el valor de lo cotidiano, lo natural, la necesidad de volver atrás para encontrar el valor de las cosas, la rehumanización de la infancia... Pensé inmediatamente que quizás con la crísis económica podíamos favorecer esta vuelta a lo natural, conseguíamos desterrar el plástico y lo artificial y hacer resurgir lo más primitivo, lo más auténtico..... El caso es que una cosa me llevó a la otra, y acabé escribiendo básicamente sobre el ser humano y su potencial como motor de la sociedad.... El próximo día prometo no dispersarme y escribir sobre juguetes.  :-)

Elena.

"Comienzo estas líneas con una afirmación que quizás resulte paradójica, pero que tiene su sentido y que ahora explicaré: “Para que una sociedad en crisis salga adelante, primero tiene que volver atrás”.

Ocurre lo mismo con las personas, cuando nos sumergimos en crisis vitales profundas; la salida pasa siempre por la vuelta atrás, a nuestra esencia, y a partir de ella reconstruirnos. Y en ello se basan la mayoría de las terapias que buscan el crecimiento personal.

Pero no se trata de un viaje fácil y placentero como a primera vista pudiera parecer; porque, a priori, volver los pasos atrás sobre el camino ya recorrido puede parecer más cómodo que seguir adelante.

Sin embargo se trata de un largo recorrido que requiere todo un proceso (eso sí, quien llega hasta el final, se ve recompensado).

En la primera fase de certeza tomamos consciencia realmente de la situación de crisis, lleva un tiempo desde que suenan las primeras voces de alarma hasta que llegamos al convencimiento.

Después llega una especie de atolondramiento obstinado, que más popularmente llamaríamos  “dar palos de ciego”. En esta fase pretendemos de golpe introducir todos los cambios que hasta ahora no hemos considerado necesarios, y hacerlo sin pararnos a pensar y “pese a quien pese”, en una especie de omnipotencia auto-inducida, que en su peor versión puede llegara a ser realmente dañina.

Cuando todo éste ímpetu tardío y desorientado fracasa, pasamos a la fase de frustración y depresión, Fase imprescindible, al igual que en los procesos de duelo, ya que representa el “tocar fondo en la piscina”, el punto de inflexión a partir del cual resurgir.

En este punto, en el proceso de duelo vendría la fase de aceptación; pero esta fase no tiene cabida en nuestro viaje, ya que una situación de crisis –sea personal o global- no es una muerte que haya que aceptar como algo irreversible, sino una situación crítica…., de UVI como mucho!

En lugar de resignarse a la aceptación, las sociedades e individuos maduros deben iniciar un proceso de introspección. Deben volver atrás y rascar hasta encontrar su esencia, su idiosincrasia, las fortalezas que le llevaron a superar anteriores crisis, el nexo común que ha permitido conseguir tantos avances, logros y evolución; y éste no es otro que el ser humano. Ésta es la esencia de la sociedad y el hilo del que tirar: la gran potencialidad del ser humano; su creatividad, generosidad, inteligencia, capacidad de superación, empatía, fuerza de voluntad, capacidad de amar… su humanidad en definitiva!

Como decíamos al principio, no es fácil llegar a este punto, este viaje atrás requiere mucho trabajo interior, autogestión, autocrítica, y todos estos procesos  a su vez requieren una madurez muy sólida.

Será nuestra sociedad lo suficientemente madura como para mirarse las entrañas, reflexionar i reinventarse?

Espero de verdad que sí, que la re humanización de la sociedad sea la herencia que queramos recordar de esta crisis."

Visitas: 113

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2021   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio