Excellere Consultora Educativa

La maestra que venció la violencia en el aula a través de la música

Ella fue una de las premiadas como Maestra Ilustre 2009 por el Ministerio de Educación.

Alba Mancinella (50) es una de los 22 docentes que llegaron desde todo el país hasta la Casa Rosada para recibir su premio como Maestros Ilustres 2009. Ella fue reconocida por su militancia en favor de la permanencia de la escuela en la que trabaja, y porque impulsó varios proyectos educativos, entre ellos, uno que enfrentó con música la violencia en el aula.

Alba es maestra en un barrio marginal de Olavarría, provincia de Buenos Aires. Ella trabaja día a día con la pobreza, los entornos familiares conflictivos, la hostilidad, y las adicciones, que están tan presentes en las aulas de la Escuela 65 como los cuadernos y los lápices. Años atrás, buscando un modo de enfrentar la violencia que había entre sus alumnos, Alba intentó detectar algo que les interesara. Entonces notó que cuando ella les daba la espalda para escribir en el pizarrón, a modo de desafío a su autoridad, los chicos se dedicaban a tamborilear ritmos sobre los bancos. Alba los escuchó por varias jornadas sin mostrar reacción alguna, hasta que un día les dijo: "Eso que hacen me parece extraordinario, saben lo que vamos a hacer, vamos a armar una murga".

"No sabés lo que fue –le contó ayer Alba a Clarín–. Fue increíble. Fue un cambio tan notable, y de un momento a otro". Con tachos y baldes como todo instrumento, la murga fue un éxito. Se la escuchaba sonar en los recreos, y ya no hubo más trompadas.
La idea de Alba había prendido fuerte entre los chicos, y eso le dio margen para negociar con su curso. Así lo recuerda ella emocionada: "Habrá espacio para tocar los tambores, les dije, pero si están esos espacios, también tiene que haberlos para que ustedes aprendan lo que es necesario aprender en séptimo grado. Y fue un año extraordinario".
Al año siguiente el entusiasmo de los chicos no se había apagado, y Alba quería darle un crecimiento al proyecto. Pero comprar tambores de calidad estaba fuera del alcance de la escuela, así que arriesgó con un cambio de instrumentos. Con su marido, músico, fabricaron dos sikus con caños de luz. "Entonces, yo, que nunca había tocado música, aprendí dos canciones y llevé los instrumentos a la escuela. Los chicos aprendieron rapidísimo, y querían más, así que me convertí en una ejecutante del siku", se ríe Alba.
Desde aquel comienzo, unos ocho años atrás, la banda de sikus ha crecido mucho. Hoy contiene a unos cuarenta chicos de 12 a 22 años de edad, llena teatros en Olavarría y en poblados cercanos, ha grabado y vendido CD y, gracias a un premio de la Fundación La Nación, adquirió equipos de sonido.

"Y lo mejor de todo es que a fuerza de trabajo, sin ayuda de nadie, logramos lo que nos parecía un sueño inalcanzable: pudimos viajar con todos los chicos a Jujuy. Ellos lo anhelaban. Allí encontraron las raíces de su instrumento, los paisajes de las canciones que interpretaban, tocamos con músicos de allá, fue impresionante", relata Alba con brillo en los ojos.

Fuente: Diario Clarín, sept. de 2009

Visitas: 40

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Comentario de Debora el junio 14, 2010 a las 8:41pm
Felicito a esta docente por sus deseos de hacer protagonistas a sus alumnos!!!!!!!!!! Es muy importante sbaer detectar las habilidades de nuestros alumnos y desarrollarlos almáximo!!!!!!!!!!! FELICITACIONES!!!!!!!!!!!!!!!!

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2020   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio