Excellere Consultora Educativa


Las sociedades disciplinarias, provocan el síntoma a través del cuál te disciplinarán. Esto ha tenido que ir ganando en “sutileza” para retroalimentar el circuito.

A ver si me sigues en este ejemplo por el absurdo, a ver si me puedo dar a comprender:
Comprás un zapato económico, fabricado con el trabajo esclavo de otras personas, para así poder ahorrar para pagar la hipoteca con la que te comprás la casa.
El zapato económico te trae problemas de salud que aún no tienen respuesta médica, pero mientras puedes ir al psicólogo para poder asumir el problema.
Cuando el problema ya llega a un grado de deformación y complicaciones tal que sólo queda amputarte el pie… no te hagas problema que lo no puedo hacer la ciencia lo hará la técnica: ya hay unas prótesis de pie buenísimas… eso si : los servicios sociales no la cubren y deberás vender la casa para pagarla. Esa casa por al que –para pagar la hipoteca al banco- te compraste lo zapatos económicos que te produjeron etc. etc. etc.

Hoy todos nos hacemos cruces por la violencia de los chicos en la escuela. Y mi padre me cuenta cómo coreaban en derredor de los que se tomaban a piñas en el recreo, para luego encontrarse en una calle solitaria. Algunos dirán que en esa época no llevaban armas, pero una hondera saca un ojo, eh?.

No sé -y lo dificulto- que haya más violencia hoy en la escuela que la que hubo siempre en relación con la violencia del afuera de la escuela.

Nunca vi que mis compañeros llevaran armas. Pero terminé a los 17 años en plena dictadura militar, y en la puerta estaban jovencitos de 18 que llevaban fusiles, los soldados que “nos cuidaban” tenían nuestra edad y estaban armados… Hoy en la puerta de los colegios tienen a los custodios privados….

Me parece que los chicos y los jóvenes asumen los modos de resolver los conflictos que tenemos los adultos. Y ya. Eso es todo y hagámonos cargo.
Esto no puede ser una noticia, esto es una perogrullada, una obviedad.

Ahora a la escuela se le pide que se haga cargo de cientos de circunstancias para las que no está preparada y lo que –evidentemente- provoca, es que no está pudiendo hacerse cargo de lo que sí tiene que hacer. Cuando llega el ingreso a la facultad nos damos cuenta del fracaso del sistema en su única función: enseñar los contenidos.
Ninguna otra cosa que eso tiene que hacer la escuela. Sin embargo en las capas bajas tuvo y tiene que hacerse cargo de aspectos económico-sociales de la pobreza. Y en las medias y altas del deseo de desarrollo de los padres, cuidando y entreteniendo niños 9 horas al día.

Esto: cubrir aspectos socio-económicos de la sociedad, ha atentado contra el fin pedagógico de la escuela. Así concluye siendo un híbrido que a nadie ni a nada hace bien.

El número creciente de niños que sólo encuentran a la violencia como modo de resolver el conflicto o la tensión, tiene una sola respuesta: porque están creciendo, porque van a ser adultos, debemos transmitirle a los niños que uno no debe permanecer allí donde aún no encuentra un modo saludable de resolver los conflictos.

Aprender a irse donde nos hace o hacemos mal, es mucho más importante que aprender las tablas de multiplicar. Esto es un aprendizaje para la vida y que hay que tomarlo hoy. Para multiplicar, para dividir, para historia o geografía … para eso hay tiempo.

No se trata de exclusión, no se trata de huir, sino de aprender a apartarse para crecer y fortalecerse por uno y por los otros…

Autora: María Mondelli

mondelli@vivirmejoronline.com.ar
www.VivirMejorOnline.com.ar

Visitas: 134

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2021   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio