Excellere Consultora Educativa

El espacio en las escuelas como factor de innovación.

¿Alguna vez implementaron en sus clases un cambio significativo en la distribución de espacios o de tiempos?

¿Qué resultados obtuvieron? 

¿Se animarían a una propuesta totalmente disruptiva como la que proponen, según el artículo que publicamos a continuación, las escuela Vittra en Suecia?

Aunque el periodista español titula su nota: Las escuelas más innovadoras

del mundo no tienen aulas ni pizarras debo decir que sí hay pizarras, ya que en la foto se ve una pared entera como pizarra y creo que sí hay aulas, aunque no con la concepción tradicional, pero hay un tiempo y espacio compartido por un grupo de alumnos con un docente. Sin estas premisas no habría pertenencia a un grado determinado y no habría continuidad posible en el aprendizaje.

Espero sus comentarios y experiencias!

Saludos!

Natalia

 

 

***************************************************************************************

Las escuelas más innovadoras del mundo no tienen aulas ni pizarras

No hay aulas, tal y como se conocen tradicionalmente, ni pizarras ni pupitres. En las escuelas suecas Vitta los alumnos circulan libremente y cualquier lugar del centro es bueno para aprender, con profesores o con otros compañeros. A veces en las escaleras, otras sobre cojines o tumbados en el suelo. Estos centros han revolucionado la forma de educar, aprender y enseñar con nuevos conceptos sobre el espacio y el tiempo. Los estudiantes aprenden a su ritmo en un modelo distinto y profundamente innovador, sin clases y sin rígidos horarios.

Vittra es una empresa que gestiona 27 centros educativos de preescolar (1 a 6 años) y escuelas (de 6 a 16) en Estocolmo y en la zona sur de esta ciudad. Cerca de 8.500 alumnos se benefician gratuitamente de estas enseñanzas. Aunque estos colegios estén gestionados por una empresa privada, son financiados con fondos públicos. Por eso, están sometidos a unas restricciones, por ejemplo, no pueden cobrar ni matrícula ni ninguna cuota a los alumnos que tienen que ser admitidos por riguroso orden de llegada, es decir, sin exámenes de acceso.

Los pilares de la innovación

Las escuelas Vittra nacieron hace veinte años planteando ya verdaderos retos educativos. Por ejemplo, en estos centros la tecnología es fundamental para el aprendizaje; el aprendizaje se realiza a través de la propia experiencia y en contacto continuo con la vida cotidiana; el modelo está basado en el bilingüismo y las aulas se suprimen dejando paso a nuevos conceptos del espacio.

«La idea del espacio abierto en lugar del aula cerrada (que también se utiliza cuando se considera apropiado) es dar la posibilidad a profesores y alumnos de cooperar en el trabajo. El aprendizaje es un proceso que suele tener lugar cuando se trabaja, se conversa y se debate con los docentes o con otros compañeros. El propósito es crear un espacio en el que nuestros alumnos estén siempre acompañados por uno o varios profesores», explican desde las escuelas Vittra.


Ese nuevo concepto de espacios abiertos da pie a una organización escolar muy diferente a la que estamos acostumbrados. Los alumnos se dividen por equipos: preescolar y grupos escolares de 6 a 9 años, de 10 a 12 y de 13 a 16. Cada grupo ocupa una parte del edificio. El espacio se organiza alrededor de una plaza central abierta rodeada por aulas. Las divisiones entre estos espacios son de vidrio para crear la sensación de apertura y transparencia. Las clases se pueden dar en las aulas, en la plaza central abierta... dependiendo del grupo, del tema o de la asignatura.

El tiempo que se dedica a las clases es otro de los conceptos revolucionarios en las escuelas Vittra. Las clases duran unos 120 minutos para dar tiempo a los alumnos a arrancar el tema, realizar las tareas y terminarlas a su propio ritmo. En ocasiones duran 60 minutos. Todo depende de la materia y la edad del alumno.

Un plan individualizado

Cada alumno posee lo que se ha denominado «libro Vittra», un plan de desarrollo individual donde se evalúa su currículum académico y los logros conseguidos por cada estudiante. A través de internet, padres e hijos conocen y siguen el trabajo del alumno en la escuela, sus evaluaciones, sus ritmos o sus necesidades de apoyo.


El papel del maestro también da un gran giro en estos colegios. El docente no imparte clases a alumnos sentados en pupitres entre cuatro paredes. Por el contrario, la función del profesor es la de guiar y motivar al alumno. Cada docente es responsable de un grupo de entre 20 y 20 estudiantes e imparte entre una y tres asignaturas.

Cuando concluyen la enseñanza obligatoria hasta los 16 años, los chicos son «responsables de su propio aprendizaje», afirman los responsables de Vittra. «Son capaces de aprender a aprender, de encontrar información, de resolver problemas y de reflexionar sobre su aprendizaje», aseguran. Los grandes pilares para su futuro.

Las seis promesas de Vittra

Visitas: 601

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Excellere Consultora Educativa para agregar comentarios!

Participar en Excellere Consultora Educativa

Comentario de Marta Beatriz el febrero 3, 2014 a las 7:31pm

Claro, si pensamos en las escuelas matanceras del segundo cordón, donde la matrícula no baja de 1.200 alumnos... está complicado. Pero sobretodo es un problema oranizacional, volver a armar todo...y capacitar a los docentes en primer lugar.

Mientras se siga mirando la escuela con el mismo lente... no hay cambio posible!

Comentario de Natalia Gil de Fainschtein el febrero 3, 2014 a las 7:18pm

Gracias por los comentarios!

Marta: acuerdo, con ciertos reparos y adaptándose a la realidad de cada institución creo que es posible. En una escuela de hasta 300 alumnos me animaría... en una de 500 o más lo veo complicado... pero nunca imposible!

Andrés: me hizo recordar a las hermanas Cossettini, quienes en La escuela de la señorita Olga desarrollaron una pedagogía que entre otros ejes sostenía la importancia de la libertad y la flexibilidad de espacios y tiempos escolares allá por 1930!!!

Saludos!

Natalia

Comentario de hilda muñoz el febrero 3, 2014 a las 11:27am

Muy buena la propuesta!!! Existe una metodologìa de enseñanza PERSONALIZADA que en algunas escuelas de Còrdoba capital se aplica hace muchos años!! El autor de la propuesta es VICTOR GARCÎA HOZ.

Lo ùnico diferente es el tema del espacio.

Comentario de Andres Jacob Bernable Pumayauli el febrero 2, 2014 a las 8:21pm

Es otra realidad, pero todo es de costumbre y vemos las potencialidades de los estudiantes, por lo visto es mas dinámico y acción. recuerdo a José Antonio Encinas en el Perú que hacia sus clases caminando por las calles con un grupo de estudiantes, , los resultados eran positivos.  

Comentario de Marta Beatriz el febrero 2, 2014 a las 5:01pm

Claro que sí! cuándo comenzamos a proyectarlo? por qué no?

el único cambio que veo es el espacio y las rutinas escolares. Hay contenidos y estrategias de enseñanza, guía permanente del docente. actividades, evaluaciones... que más? la pizarra y los cuadernos se reemplazaron por las notebook. El proceso de enseñanza y el proceso de aprendizaje está garantizado en función de cada alumno. Un poco más de trabajo para las instituciones al comienzo... pero posible.

Miembros

Insignia

Cargando…

Seguí a Excellere en estos sitios:

 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Fotos

  • Agregar fotos
  • Ver todos

© 2021   Creado por Natalia Gil de Fainschtein.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio